Cuando no tienes nada interesante que hacer ¿con qué te distraes? Si no tienes con qué distraerte llegaste al lugar correcto. Te recomiendo un buen solitario de madera para esos momentos. No solo tendrás algo en con qué distraerte sino que también estarás ejercitando tu mente.

¿Por qué comprar un solitario de madera?

El solitario de madera es un juego bastante antiguo, que se cree que tuvo su origen en la edad media pero no se sabe exactamente. Su nombre original es Senku pero terminó conociéndose popularmente como solitario. Es un juego que a muchos puede llegar a frustrarlos y para otros convertirse en un reto.

Su nombre lo dice todo, es un juego individual y que consiste en un tablero de madera con depresiones donde se ubican las fichas, que en este caso son canicas. El objetivo del juego es dejar el tablero con únicamente una de las fichas mediante “saltos”. Existen diferentes patrones con el que se inicia el juego, pero el más común es una pequeña cruz.

Yo te recomiendo compararlo por varios motivos. El primero de ellos es poder tener un juego con el qué distraerte si estas aburrido. Lo mejor es que siempre tendrás resultados diferentes ya que el juego puede iniciar de diferentes formas. Así que no se volverá un juego monótono aunque parezca tan simple.

La segunda razón es que es un juego con el cual podrás ejercitar tu mente. Recuerda que el cerebro es como un músculo, si no lo ejercitas se debilita. Créeme que vas a tener que jugar muchas veces antes de poder tan siquiera de lograr terminar una partida.

Por otro lado es un juego que puede ir en cualquier lugar de tu casa ya que encaja perfecto como decoración. Así que si lo dejas sobre la mesa de la sala se verá muy bien y podrás jugar cuando quieras. Elige el solitario que más se adecue al estilo de tu casa y cómpralo sin pensarlo más, es un gran juego.